Galletas saladas de queso al aroma de sésamo

¡Ya estoy de vuelta! Aunque pudiera parecer que he cerrado por vacaciones, no es así. Lo que pasa es que disimulo genial. Todo el año además, ¿eh?  ;)

¡Ay, con la cantidad de veces que me he propuesto ser constante con el blog! Pero no hay manera, si no es una cosa es la otra, y si es la otra no es la cosa… Y así nos pasamos semanas con el blog sin calentar. Que conste que este verano he estado trabajando con alguna que otra receta de tarta de chocolate, he visitado “bakeries”, he catado tartas nuevas, ideado nuevas recetas… ¡La cabeza no para!

Por cierto, ¿cuánto ha pasado desde la última receta salada? ¿Meses? Quizás… y no puede ser. Hoy espero soprenderos con estas deliciosas galletas saladas, perfectas para picotear entre horas con un buen vino, o cerveza, o un agua con gas fresquita, o lo que tengáis costumbre de tomar, que seguro que marina genial.

image

Galletas saladas de queso al aroma de sésamo. Bizpireta

INGREDIENTES

200 g de harina integral.

20 g de harina de maíz.

2 g de levadura química.

60 g de leche vegetal (sin azúcar añadido. Yo he utilizado leche de avena).

100 g de aceite de sésamo o girasol en su defecto (en cuyo caso ya no serán al aroma de sésamo). Este aceite lo encontré en cierta cadena de supermercados que empieza con L y termina con L, por si no sabéis dónde comprarlo.

160 g de queso Cheddar curado rallado o cualquier queso curado que os guste.

Una pizca de pimienta negra molida.

image

Galletas saladas de queso al aroma de sésamo. Bizpireta

Precalentar el horno a 180º con calor envolvente.

Aunque el queso venga rallado, picarlo más con la turbo.

En un bol mezclad las harinas y la levadura.

Añadid el queso, la leche vegetal, el aceite de sésamo y la pizca de pimienta negra (no hace falta sal porque el queso ya es suficientemente salado).

Mezclar hasta que os quede una masa fácil de trabajar. Quedará aceitosa, es normal. Haced una bola y, envuelta en papel film, dejarla reposar 15 minutos en el frigorífico.

Mientras, preparad las bandejas de horno poniéndoles papel de hornear.

Haced bolitas con la masa y aplastadlas sobre el papel de hornear con la mano.

Hornear durante 15 minutos o hasta que veáis que se doran.

Dejad enfriar sobre una rejilla.

image

Galletas saladas de queso al aroma de sésamo. Bizpireta

Para que se conserven crujientes más tiempo, guardarlas en un recipiente hermético.

Espero que os gusten tanto como a nosotros. Si os animáis a hacerlas, fotografiarlas y dárselas a conocer al resto de la humanidad, para que este sea un mundo más sabroso. Si encima usáis el hashtag #bizpireta os convertiréis automáticamente en bellísimas personas.

Bon profit, bo proveito, que aproveche!

 

 

 

 

Publicado en Salado | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tarta fácil de fresas y arándanos

Como lo prometido es deuda y estoy que lo peto, ¡esta semana cuelgo receta! ¡No me lo creo! Qué locura, sol y actividad bloguera… si es que me salgo. ;P

En mi afán por hacer una “merienda del lunes” distinta cada semana os confieso que he tenido que hacer uso de mis reconocidas habilidades de investigación en la Red más de una vez. Esta ha sido una de ellas. Tras observar que tenía fresas y arándanos a punto de pasar a mejor vida  (algo que no se puede permitir) me puse el gorro de detective, cogí la pipa y a navegar que me puse.

Pronto encontré una página web que me ha encantado y que tenía la receta que quería hacer: Once upon a Chef. Os la recomiendo. Está en inglés, como habréis podido deducir por el nombre tan cañí que tiene.

image

Tarta fácil de fresas y arándanos. Bizpireta

Tiene un montón de recetas increíbles pero para el propósito merendero y de aprovechamiento de mis recursos, he adaptado su Summer strawberry cake. El resultado ha sido sabrosísimo, de verdad. Tenéis que probar a hacerla , es súper fácil y… buff… perdonar que estoy salivando… riquísima.  Vamos a ello.

INGREDIENTES

180 g de harina integral de espelta o trigo

8 g de levadura química

2 g de sal 

100 g de azúcar moreno y dos cucharadas más de azúcar blanco para el toque final

90 g de aceite de girasol o coco

1 huevo hermosote 

120 g de leche desnatada o leche vegetal

Una docena de fresas hermosotas cortadas en mitades y unos 30 arándanos (la cantidad que preciséis va a depender del recipiente que vayáis a utilizar)

image

Tarta fácil de fresas y arándanos. Bizpireta

Precalentar el horno a 170 º  con calor envolvente.

Mezclad los ingredientes secos: harina y levadura tamizadas y sal. Reservar.

Batir el aceite y los 100 g de azúcar moreno durante dos-tres minutos. Añadid el huevo y la leche y seguir batiendo hasta que todo quede bien mezclado.

Por último ir añadiendo poco a poco los ingredientes secos y mezclar bien.

Engrasar el recipiente que vayáis a utilizar con aceite de girasol o coco. En mi caso he usado una besuguera de pirex. Volcad la mezcla y extenderla bien.

Cubrid la masa con las fresas y los arándanos. Yo lo hice en filas, pero dejad volar libre vuestra creatividad y colocad las frutas como queráis.

Espolvorear el azúcar blanco sobre las frutas.

Hornead durante 20-30 minutos a media altura. Para comprobar que está lista haremos como con los bizcochos, pinchamos con un palillo o similar (no encima de la fruta) y si sale seco sacamos del horno.

Dejar enfriar y tomar esta deliciosa tarta de postre, de merienda, de desayuno… con helado de vainilla, sin helado… Está rica de todas las maneras.

image

Tarta fácil de fresa y arándanos. Bizpireta. 

Espero que os guste. Si os animáis a hacerla colgar fotos para que las pueda ver, que me hace mucha ilusión.  Utilizad el tag de bizpireta: #bizpireta, para que os pueda encontrar. ¡Gracias!

Bon profit, bo proveito, que aproveche!

 

Publicado en Dulce, Recetas | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Sorbete de frambuesa

Hoy disfrutamos de una día estupendo por esta esquina de la península. El sol anima a lucir brazos, piernas y a tomarse un buen helado a la sombrita… ¡Esto hay que celebrarlo!

Seré  breve y colgaré la receta de este rico sorbete de frambuesa ipso facto que esto puede que sólo sea un espejismo…

image

Sorbete de frambuesa. Bizpireta

INGREDIENTES

500 g de frambuesas previamente congeladas

2 cucharadas de sirope de ágave o miel

el zumo de medio limón

medio vaso de agua y un poquito más si veis que os hace falta para ayudaros a triturar mejor la fruta congelada.

image

Sorbete de frambuesa. Bizpireta

Introducir todo en el vaso de vuestra batidora o robot de cocina y triturar bien hasta que adquiera consistencia de sorbete. En este caso, si quedan trocitos de frambuesa sin triturar no pasa nada, esos tropezones quedan de fábula.

Introducir la mezcla en un recipiente que se pueda congelar y meter en el congelador durante una hora.

image

Sorbete de frambuesa. Bizpireta

Dejar a temperatura ambiente unos minutos antes de degustarlo y ¡a disfrutar!

Publicado en Bizpifresh | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Magdalenas de avena

Llevo ya un tiempo largo sin pasarme por aquí. Es algo que yo ya había notado, pero que, por si acaso, han tenido a bien recordarme varias amables personas. Gracias🙂

He de decir que no me he sentido para nada presionada por las miradas reprobadoras, indirectas o directas de cierta rubia explosiva. Esto lo hago porque yo quiero y porque hoy, por fin, tengo tiempo, no porque me sienta obligada a ello de alguna manera.

Como la insistencia tiene su fruto y ha salido el sol y los pajaritos cantan y las flores inundan los prados y un montón de cosas primaverales más (alergias entre ellas), esta receta se la dedico a mi segunda rubia favorita: Mavilyn. Ya puedes colgar foto de las que hagas, jodía. Yo sólo he podido colgar una, porque no me dio tiempo: volaron.

Para esta delicia he utilizado como base la receta de Magdalenas de El Comidista. Os recomiendo la lectura de este post, es un indispensable para los magdaleneros no sólo porque explican de maravilla el funcionamiento de las recetas de las magdalenas, sino también por algún que otro truquillo que nos regalan para que queden estupendas. Pero vamos manos a la masa.
INGREDIENTES:

180 g de harina de avena integral

100 g de azúcar moreno

9 g de levadura química

Una pizca de sal

3 huevos medianos

100 g de aceite de girasol, oliva, coco…

50 g de leche de avena (sin azúcar añadido)

image

Magdalenas de avena. Bizpireta

Precalentar el horno a 200 º con calor arriba y abajo.

Tamizad la harina, sal y levadura. Al ser harina de avena integral quedará el salvado en el tamizador, no lo tiréis. Añadirlo al resto de la harina, para no desperdiciar lo mejor. Reservad.

Batir los huevos y el azúcar con mucha energía, hasta que cambien de color.

Añadid el aceite y la leche de avena y remover bien, para que todo quede bien ligado.

Por último, volcar la harina y mezclar bien con una espátula.

Llenad las cápsulas para magdalenas unas tres cuartas partes con la masa.

Hornear durante 15-20 minutos, según el horno.

Enfriar sobre una rejilla y degustar en el desayuno, merienda del cole, merienda de casa…

Bon profit, bo proveito, que aproveche!

Publicado en Dulce, Recetas | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Bizcocho de algarroba y almendras

Últimamente poder colgar recetas en el blog está siendo misión imposible. Y mira que me he comprado un arnés y he estado practicando descolgarme del techo a lo Ethan Hunt, pero nada, chico, no hay forma.

La falta de tiempo aparte, he de confesar varios fracasos culinarios consecutivos. Bizcochos más secos que la mojama, olvido catastrófico de ingredientes… Ha sido tal la cosa que hasta me he planteado crear un nuevo apartado en el blog: Bizpifias”(próximamente en sus pantallas). Estoy segura de que me va a dar mucho juego. Y a vosotros también, que con mis errores podréis aprender un montonazo.

image

Bizcocho de algarroba y almendras. Bizpireta

Peeero siempre hay un roto para un descosido y la constancia tiene su fruto. Hacía mucho tiempo que no le daba yo uso a la harina de algarroba, soy fan confesa ya lo sabéis, y notaba  su ausencia, su falta, un vacío en el estómago con una explicación clara: el hambre.  En este caso de algarroba. Ya sé que no es muy fácil de encontrar, se vende en tiendas ecológicas o especializadas, pero es que tiene un montón de fibra, vitaminas, es un sustitutivo del chocolate perfecto para los más peques porque no contiene excitantes… Vamos, que vale la pena un esfuercillo de vez en cuando. Y si no os parece bien el esfuerzo, el precio, o lo que sea que no os parezca bien, podéis usar cacao puro (el que no tiene azúcares añadidos).

Esta receta está basada en la original de Ernest Subirana con tres variaciones:

1.- Uso azúcar en vez de dátiles porque no los consigo sin ningún tipo de aditivo. Sigo buscando.

2.- Lleva almendras molidas en vez de nueces, porque quería mi propia versión de la tarta sacher con aceite de oliva y algarroba.

3.- Uso leche en vez de leche de avena, porque se me terminó y era domingo y no tenía dónde comprar más… Buaaaaa

Espero que os guste tanto como a mí. Las fotos no son tan curradas como otras veces, porque quedó taaaaan rico que fue lo que dejamos para fotografiar, nos pudo el ansia. Gracias a eso he descubierto que tenemos un ratón en casa…

image

Bizcocho de algarroba y almendras mordido por ratoncito. Bizpireta.

INGREDIENTES:

200 g de harina integral

100 g de harina de algarroba o cacao puro

2 cucharaditas de levadura (unos 10 g)

150 g de azúcar moreno o panela

60 g de almendras molidas

250 g de leche (puede ser vegetal, tener en cuenta si llevan azúcar añadido o no para rectificarlo después)

3 huevos hermosotes

80 g de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

image

Bizcocho de algarroba y almendras. Bizpireta

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 180º con calor envolvente.

Tamizad las harinas y la levadura. Reservar

Batir los huevos con el azúcar enérgicamente hasta que doblen su volumen y tengan un color blanquecino.

Añadid la leche y el AOVE  y mezclar hasta que no queden gotas de aceite nadando a sus anchas.

Volcar las almendras y removed bien.

Por último, añadir las harinas tamizadas e ir mezclando con suavidad hasta que estén todos los ingredientes integrados.

Verted la masa en un molde tipo plumcake (engrasado si es menester) y hornear entre 40-50 minutos.

Cuando haya pasado media hora y si os parece que puede estar hecho, comprobarlo introduciendo un palillo o similar en el centro del bizcocho. Si sale seco ya está listo.

Dejar enfriando sobre una rejilla (podéis usar la del horno) y esperar unos diez minutos a desmoldar.

Decorar con hojas de menta si queréis quedar como auténticas Evas Arguiñano y consumir con gusto y retrogusto.

Bueno provecho, bon profit, que aproveite!

 

 

 

 

Publicado en Dulce, Recetas | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

3 consejos para ser una buena bizcocha o bizcocho en 2016

Llegados a este punto del año se me ha ocurrido una idea genial, totalmente innovadora y que ningún bloguero hasta el momento había llevado a cabo: daros unos consejos o tips (que queda como más moderno y de interné) para empezar el año nuevo con buen pie. Sólo son tres, no diez o veinte, porque lo bueno si breve dos veces bueno y yo soy muy de refranes. ¿Os habéis quedado apabullados, verdad? No me extraña, tanta genialidad junta es difícil de asimilar. ;P

image

Vamos a ello, que ya queda poco para que acabe el 2015 y tenemos que ser bizcochas o bizcochos bien preparados.

1.-HACED EJERCICIO.

Ya lo decían los romanos: “men sana in corpore sano” y si lo decían ellos por algo sería que no en vano dominaron el mundo conocido por aquel entonces… No tenéis que apuntaros a un gimnasio o poneros cachas como la Madonna en tres meses, sino empezar a tener una vida más activa en la que el sofá pase a un segundo plano.

Empezar con el levantamiento de molde vacío, está bien, que no hay que forzar. Después podéis pasar al siguiente nivel y levantar el paquete de harina. Otro ejercicio que os aconsejo que practiquéis al principio es el tamizado de harina. Una vez hayáis cogido el punto a estos tres, podéis empezar  con el batido a mano de los huevos junto con el azúcar. Pero sin forzar, que no nos queremos lesionar.

Y ya para cuando seáis unos expertos, os propongo la compra escalonada de ingredientes para el bizcocho: vais andando al supermercado que os queda más lejos de casa y compráis harina, luego volvéis a casa dejáis la harina y volvéis al súper a por azúcar, volvéis a casa, volvéis al súper a por huevos… y así sucesivamente. Es más que probable que os atienda la misma/o cajera/o en todas vuestras compras. A mí me suele funcionar el “no he dormido bien esta noche”, pero os dejo que improviséis según vuestras posibilidades. Si utilizáis mi excusa es también muy  probable que os digan: “¿Y has probado a tomar nota de todo?”... es que hay mucho talento desperdiciado en este país.

2.-PRACTICAD EL OSOJI.

Los japoneses al terminar el año realizan una limpieza exhaustiva de sus casas, eliminando aquello que ya no necesitan. Es una manera estupenda de erradicar aquello que no nos ha gustado de este año limpiando metafóricamente también nuestro espíritu.

En nuestro caso os propongo limpieza de armario de cocina (ese gran abandonado): revisad productos por si los hay caducados-que es probable en algunos casos, muy posible en otros y totalmente plausible en muchos-; los moldes que no hayáis utilizado en cuatro temporadas no os van que ya no os los ponéis, así que tiradlos; las varillas heredadas de la bisabuela y que están oxidadas también; las brochas o pinceles de cocina a los que sólo le quedan una hebrilla jubiladlos, etc. … Reordenad todo y ya veréis cómo os sentiréis muchísimo mejor. Y la salud pública también os lo agradecerá.

3.- HACED BIEN A ALGUIEN.

Es el típico consejo que parece un poco ñoño, pero que funciona en el 100% de los casos. Regalar un buen bizcocho es regalar cariño, salud, esfuerzo, interés… Para ello tenéis que estudiar bien al sujeto al que queréis regalar este exquisito manjar: gustos y alergias sobre todo, no queremos darles un disgusto o causarle un problema de salud. Una vez los conozcáis al dedillo (tras un gran trabajo de investigación que os tendrá ocupados una temporada) elegid el bizcocho que mejor le puede ir y cocinadlo con cariño. Un envoltorio chulo y ¡a regalar! Ya veréis qué contento o contenta se pone. También podéis hacer el bien a una bloguera, no sé, por ejemplo… comentando el post si os gusta, compartiendo… Ya sabéis: difundir el bizpiretismo es vivir. 

Y con esto y un bizcocho me despido hasta el año que viene. Que en el 2016 seáis más deportistas, tengáis la casa más limpia y seáis mejores personas que seguro que sí.

¡¡Que el 2016 os aproveche, bizcochas y bizcochos!!

 

 

 

Publicado en BizpiNEWS | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Bizcocho integral de coco fresco y algarroba

La semana pasada, con un anticiclón encima del NO peninsular y temperaturas más que agradables para la época del año que es, el mejor testador de bizcochos de chez bizpi se trajo a casa un coco. Me pareció una idea genial porque con este veroño/primaveroño que estamos teniendo le dio un toque tropical al ambiente (justo al lado del árbol de navidad), que era lo único que le faltaba a este tiempo de locos.

Y la verdad es que pegar le pegó mucho al coco hasta poder abrirlo, que los cocos son muy suyos y no facilitan las cosas. Así que además de beber su agua con pajita y comerlo a pelo, pues estuve maquinando nuevos usos para él que tanto esfuerzo tiene que tener su recompensa. Y así es como este bizcocho se convirtió en el fruto de darle a mi coco (si no hago el juego de palabras, reviento -sé que es un chiste muy malo, lo sé, pero hay cosas que no se pueden remediar-).

Es un bizcocho diferente por su textura, pero muy sabroso y distinto.Por aquí nos ha gustado tanto que casi no le puedo ni hacer fotos, así que no me entretengo más y me pongo a ello que no quiero que lo paséis mal con tantos nervios por saber cómo es la receta. Que los nervios son muy malos para la salud y este bizcocho pura vitalidad.

image

Bizcocho integral de coco fresco y algarroba. Bizpireta

INGREDIENTES

200 g de harina integral

1 cucharada sopera de harina de algarroba o chocolate en polvo sin azúcares añadidos

1 sobre de levadura química (15g)

110 g de coco fresco rallado

160 g de leche de coco (no agua de coco)

110 g de azúcar moreno

3 huevos hermosotes

80 g de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

image

Bizcocho integral de coco fresco y algarroba. Bizpireta

Tamizad la harina, algarroba y levadura y reservar.

Precalentar el horno a 180º con calor envolvente.

Rallar el coco y reservad.

Batir los huevos, el azúcar y el coco con energía hasta que doble su volumen. Si os queda una textura rara, como si se hubiese cortado, no os preocupéis porque es normal.

La leche de coco la venden en latas en grandes superficies. Antes de utilizarla batirla muy bien, suelen ser de 360-400 ml no recuerdo bien, así que os sobrará. Es una leche que queda muy rica en salsa para pescados, por lo que os animo mucho a investigar alguna receta que os llame la atención. El sabor os sorprenderá. En esto mi hermana es la experta, ya le pediré alguna colaboración tropical.

image

Bizcocho integral de coco fresco y algarroba. Bizpireta

Añadir la leche de coco y el AOVE y mezclarlo muy bien hasta que no veáis gotas de aceite.

Por último, pero no por ello menos importante, volcad la harina & company tamizadas y con una espátula mezclar con movimientos suaves hasta que no haya grumos.

Yo he utilizado un molde tipo bundtcake y lo he horneado 30 minutos. Podéis usar uno tipo plumcake también, pero el tiempo de horno se incrementará unos 10-15 minutos.

Para saber si ya está listo  (sólo una vez hayan pasados 30 minutos), pinchad en el centro del bizcocho con un cuchillo, palillo o similar. Si sale seco ya lo podéis sacar, dejar enfriar sobre una rejilla y desmoldar una vez este caliente pero no queme.

Luego sólo os quedará disfrutarlo. En el desayuno, en la merienda, cuando se os ocurra…

Bon profit, bo proveito, que aproveche!

 

 

 

Publicado en Dulce, Recetas | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario