Bizcocho de plátano (Banana Bread)

Seguimos con la inspiración internacional por este blog. ¿Serán los vientos huracanados que han cruzado el charco para inspirarme? ¿La alerta naranja por temporal? ¿El tremendo catarro que tiene la miniBizpireta? Pues seguramente una mezcla de todo, no os voy a engañar. Bueno, todo eso y un exceso de plátanos con el que me encontré en mi casa por una falta de coordinación en la compra (mea culpa). Así que he matado dos pájaros de un tiro y me ha salido un bizcocho riquísimo.

El Banada Bread o bizcocho de plátano, es uno de los favoritos por América del Norte. ¿Lo sabíais? Yo no tenía ni idea. Muchos de vosotros os lo habréis encontrado en cierta cadena muy famosa de cafés para llevar. Como por aquí no hay, y la vez que fui no miré la bollería, pues no he tenido el placer. Igual de ahí viene toda mi ignorancia.

Es curioso que en su preparación emplean la buttermilk.  Un ingrediente que me he encontrado en muchas recetas, pero que no me había resultado interesante por estar muy relacionado con la repostería creativa y cupcakes , que no domino en absoluto y que me da pavor (hay verdaderas artistas por el mundo). Hasta que hablando con Minia del blog La cocina de Minia, me contó lo fácil que era de hacer y los resultados tan estupendos que da. Me he animado y lo que dice aquí la chef de Interné es cierto, repetiré la experiencia. Realmente he matado tres pájaros de un tiro… estoy que lo peto. 😛

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

INGREDIENTES:

Para la buttermilk:

250 ml de leche semi o desnatada a temperatura ambiente

15 ml de zumo de limón o vinagre de vino blanco o vinagre de manzana.

Para el bizcocho:

260 g de harina normal o integral de trigo (podéis usar de espelta también)

150 g de azúcar moreno

1 sobre de levadura química

1 cucharadita de moka de bicarbonato sódico

1 cucharadita de moka de canela molida (si os gusta)

3 plátanos hermosotes

2 huevos hermosotes

100 g de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

125 g de buttermilk

Para no perder mucho el tiempo y poder aprovecharlo para comer el bizcocho relajadamente os recomiendo empezar con la buttermilk, que no es otra cosa que suero de leche sobrante del proceso de elaboración de la mantequilla. Como es muy difícil de conseguir os paso la receta que encontré en el blog El rincón de Bea, es muy sencilla de hacer, ya veréis.

En un cuenco o vaso mezclad la leche con el zumo de limón (o el ingrediente que hayáis escogido) y dejarlo reposar durante 10 minutos. El aspecto con el que te encontrarás cuando pase ese tiempo, será como de leche cortada o yogur de beber. No pasa nada, no te has equivocado, era lo que queríamos conseguir. Revolver todo otra vez y utilizar directamente.

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Encender el horno, para que se vaya precalentando, a una temperatura de 180 grados con calor envolvente.

Tamizad la harina, levadura, bicarbonato y la cucharadita de canela (si vais a usarla) y reservar.

Pelad los plátanos y machacarlos con un tenedor  y reservar. No pasa nada si quedan trozos.

Batir los huevos y el azúcar con mucha energía hasta que doblen volumen y adquieran un color blanquecino. Añadir el aceite de oliva y la buttermilk y remover bien hasta que todo quede homogéneo. A continuación, incorporad los ingredientes tamizados y con movimientos suaves y envolventes mezclad bien. Por último, agregad el puré de plátano y repartir bien por la masa (suavemente) para que quede bien repartido.

Verted la mezcla en un molde tipo plumcake o alargado previamente engrasado con AOVE y hornear durante 45-50 minutos. El tiempo dependerá de cada horno. Este bizcocho tiene que quedar con un bonito color tostado, si pasados 30 minutos introducís un palillo o similar y sigue crudo (sale mojado) y os parece que se os está tostando demasiado, colocar una hoja de papel de aluminio sobre él durante el tiempo restante de cocción. Cuando hagáis la prueba del palillo de nuevo y salga seco, sacarlo del horno y dejarlo enfriar sobre una rejilla.

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Cuando esté caliente, pero no queme, desmoldarlo y esperar a que se enfríe del todo sobre la rejilla de antes, que hay que economizar. 😉 Después lo podréis disfrutar como desayuno, merienda o postre… ¡A mi hija le ha encantado!

Bon profit, bo proveito, que aproveche!

 

Anuncios

Acerca de Bizpireta

Teleoperadora, bloguera, tejedora, ganchilladora y ex búho desde hace un par de semanas.
Esta entrada fue publicada en Dulce, Recetas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s