Bizcocho de queso azul, peras y nueces. La receta del CAL

Pues sí, señores, esta es la receta que se atrevieron a cocinar las intrépidas participantes del 1º CAL de Bizpireta y Jorge. Un cake salé muy frecuente en Francia, por lo que me pareció buena idea que fuese el primer bizcocho del primer CAL  de este, mi primer blog.

Para encontrar la receta perfecta me tuve que ir a la fuente: blogs de cocina en francés (desoxidando así mi francés del Instituto, que estaba demasiado oxidado no os voy a engañar). Un esfuerzo sin parangón en el mundo bloguer. Y os preguntaréis por qué de tanta lucha por encontrar una receta. Pues la respuesta es simple: las que encontré en castellano daban un resultado más de pastel que de bizcocho, que no me acababan de convencer.

A pesar de llamarse en su idioma original cake salé de fromage bleu, poires et noix, que suena como muy francés, es un bizcocho sencillo porque no hay que cocinar los ingredientes previamente. Aún así, os aseguro que su resultado nunca deja indiferente. La combinación de ingredientes a mí me parece genial, soy muy fan de lo dulce y salado todo mezclado. Y este bizcocho salé no decepciona para nada. Le he dado el toque español/cañí/peninsulero utilizando pimentón de La Vera y aceite de oliva virgen extra (AOVE), pero si os gustan los sabores fuertes podéis usar también queso Cabrales, porque en esto de la materia prima no tenemos nada que envidiar a nuestros vecinos.

Bizcocho de queso azul, peras y nueces. Bizpireta

Bizcocho de queso azul, peras y nueces. Bizpireta

INGREDIENTES

200 g de harina normal o integral de trigo y una cucharada más para rebozar el queso, la pera y las nueces

1 sobre de levadura química

1/2 cucharadita de pimentón de la Vera

3 huevos hermosotes

200 g de leche o leche evaporada

100 g de aceite de oliva virgen extra o de girasol

1 pera conferencia grande

100 ó 150 g de queso Roquefort, Cabrales o cualquier azul sin nombre ni apellidos

1 puñado de nueces peladas, como máximo 60 g

Sal y pimienta blanca al gusto

Bizcocho de queso azul, peras y nueces. Bizpireta

Bizcocho de queso azul, peras y nueces. Bizpireta

 Tamizar la harina, la levadura y la cucharadita de pimentón. Os recomiendo el de la Vera por su olor y sabor, espectaculares. Lo podéis encontrar en cualquier supermercado sin problema y a buen precio. Reservad.

Cortar en dados medianos tanto el queso como la pera. De queso os he puesto una cantidad a determinar por vosotros según lo que os guste este tipo de queso. Reservad.

Picar las nueces, no demasiado que lo interesante es encontrar los tropezones. Reservad.

Encended el horno, a 180 grados, con calor por arriba y por abajo. Colocar la bandeja a media altura.

Batir los huevos con la ayuda de una varilla eléctrica o robot de cocina y con mucha energía hasta que doblen su volumen y adquieran un color blanquecino.

A continuación añadid le leche y el aceite (por ese orden). Mezclar MUY BIEN. No deben de quedar gotas de aceite flotando, sino que tiene que estar todo muy integrado.

Volcad la harina, levadura y pimentón tamizados y mezclarlo todo con suavidad. Podéis utilizar una espátula de silicona o similar. Para que el aire que hemos conseguido batiendo los huevos con energía no se nos escape, mezclad los ingredientes con movimientos envolventes hasta que no haya grumos. Así conseguiremos un bizcocho más esponjoso.

Bizcocho de queso azul, peras y nueces. Bizpireta

Bizcocho de queso azul, peras y nueces. Bizpireta

En un cuenco o tupper grande con tapa (que es mucho más cómodo) rebozad la pera, queso y nueces con la harina de más.  Es un paso muy importante para que estos ingredientes no se resbalen masa abajo y se nos queden en el fondo del molde.Una vez rebozados incorporarlos a la masa despacio y fijándoos en que queden bien repartidos.

Volcad esta masa estupenda en un molde tipo plumcake engrasado previamente y cocer en el horno durante 40-45 minutos. Pasada media hora podéis abrir y comprobar con un palillo o similar que está el bizcocho listo. Si sale seco habéis terminado. Ahora sólo queda disfrutarlo. En Francia acompañan este bizcocho con ensalada verde, por si os animáis.

Bon profit, bo proveito, que aproveche!

Anuncios
Publicado en Recetas, Salado | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

1º CAL de Bizpireta: el resultado.

Nunca es tarde si el bizcocho sale rico, pero ¡cómo me ha costado, madre! Antes de nada, mis ochocientotropocientasmil disculpas a los participantes en el CAL por el enoooorme retraso en la publicación de los resultados. Me he ido de fecha totalmente y me da una rabia del copón.

Dos gripazos, cambios en el trabajo con los que no contaba y que me hacen tener que replantear todo el blogueo de nuevo y… el abandono de la inspiración han podido conmigo estos meses. El ser novata se paga y se acaba metiendo la pata, como podéis ver. Pero como de lo que haces mal aprendes muuucho más, aquí estoy otra vez. Con las musas de vuelta de nuevo, mi manera de trabajar el blog replanteada, los mocos controlados y la tos remitiendo la idea es dar mucha guerra, pero más pausada que tanta batalla acaba con los pocos recurso que hay. Así que empezemos de nuevo o let’s start again, que suena más chic:

EL RESULTADO

Genial, increíble, maravilloso. Me quedé taaan sorprendida con la participación y con cómo se enrollaron los 13 participantes que todavía me emociono (snif, snif, snif). Os pueden parecer pocos, pero para el poco tiempo del blog y para la idea que tuve, de pocos nada, monadas. Además, ¡qué caray!, hubo 13 SELECTOS participantes.

Sorprendentemente, sólo se nos animó un chico… Pero hay un valiente bizpireto en este mundo que, además, se pertrechó de todos los útiles necesarios para tamaña hazaña (en casa no había moldes, ni batidora… un repostero de extirpe donde los halla).

CAL Bizpireta. El pertreche bizpireto

CAL Bizpireta. El pertreche bizpireto

El CAL contó con participantas de todas las edades, porque ¡hasta los bebés ayudaron con el bizcocho! Un lujazo de los de verdad. Y aunque me ayudaron amigos y familiares (gracias tía, Ana, Ane, Minia, Marta, Jorge, Gemma y Vane), también hubo unas chicas estupendas que no me conocen “in person” que se animaron a cocinar conmigo y eso…, eso sí que es un subidón en toda regla (gracias Carolina, Mónica, Mª Ángeles, Marta y  Silvia).

Podéis buscar el tag #calbizpireta en Instagram y en el Facebook y podréis ver la pintaza de los bizcochos que se cocinaron esos días. Una panda de artistas, eso es lo que son. Pocas dudas y muy buenos resultados, así da gusto. Para que vayáis abriendo boca aquí os dejo unas pocas… Mmmmmm

CAL Bizpireta. Jorge

CAL Bizpireta. Jorge

CAL Bizpireta. Marta, Gemma, Mayka

CAL Bizpireta. Marta, Gemma, Mayka

CAL Bizpireta. Ana

CAL Bizpireta. Ana

BizpiMónica

Gracias a todas y a Jorge, sois geniales.

 

Publicado en BizpiNEWS | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Bizcocho de plátano (Banana Bread)

Seguimos con la inspiración internacional por este blog. ¿Serán los vientos huracanados que han cruzado el charco para inspirarme? ¿La alerta naranja por temporal? ¿El tremendo catarro que tiene la miniBizpireta? Pues seguramente una mezcla de todo, no os voy a engañar. Bueno, todo eso y un exceso de plátanos con el que me encontré en mi casa por una falta de coordinación en la compra (mea culpa). Así que he matado dos pájaros de un tiro y me ha salido un bizcocho riquísimo.

El Banada Bread o bizcocho de plátano, es uno de los favoritos por América del Norte. ¿Lo sabíais? Yo no tenía ni idea. Muchos de vosotros os lo habréis encontrado en cierta cadena muy famosa de cafés para llevar. Como por aquí no hay, y la vez que fui no miré la bollería, pues no he tenido el placer. Igual de ahí viene toda mi ignorancia.

Es curioso que en su preparación emplean la buttermilk.  Un ingrediente que me he encontrado en muchas recetas, pero que no me había resultado interesante por estar muy relacionado con la repostería creativa y cupcakes , que no domino en absoluto y que me da pavor (hay verdaderas artistas por el mundo). Hasta que hablando con Minia del blog La cocina de Minia, me contó lo fácil que era de hacer y los resultados tan estupendos que da. Me he animado y lo que dice aquí la chef de Interné es cierto, repetiré la experiencia. Realmente he matado tres pájaros de un tiro… estoy que lo peto. 😛

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

INGREDIENTES:

Para la buttermilk:

250 ml de leche semi o desnatada a temperatura ambiente

15 ml de zumo de limón o vinagre de vino blanco o vinagre de manzana.

Para el bizcocho:

260 g de harina normal o integral de trigo (podéis usar de espelta también)

150 g de azúcar moreno

1 sobre de levadura química

1 cucharadita de moka de bicarbonato sódico

1 cucharadita de moka de canela molida (si os gusta)

3 plátanos hermosotes

2 huevos hermosotes

100 g de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

125 g de buttermilk

Para no perder mucho el tiempo y poder aprovecharlo para comer el bizcocho relajadamente os recomiendo empezar con la buttermilk, que no es otra cosa que suero de leche sobrante del proceso de elaboración de la mantequilla. Como es muy difícil de conseguir os paso la receta que encontré en el blog El rincón de Bea, es muy sencilla de hacer, ya veréis.

En un cuenco o vaso mezclad la leche con el zumo de limón (o el ingrediente que hayáis escogido) y dejarlo reposar durante 10 minutos. El aspecto con el que te encontrarás cuando pase ese tiempo, será como de leche cortada o yogur de beber. No pasa nada, no te has equivocado, era lo que queríamos conseguir. Revolver todo otra vez y utilizar directamente.

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Encender el horno, para que se vaya precalentando, a una temperatura de 180 grados con calor envolvente.

Tamizad la harina, levadura, bicarbonato y la cucharadita de canela (si vais a usarla) y reservar.

Pelad los plátanos y machacarlos con un tenedor  y reservar. No pasa nada si quedan trozos.

Batir los huevos y el azúcar con mucha energía hasta que doblen volumen y adquieran un color blanquecino. Añadir el aceite de oliva y la buttermilk y remover bien hasta que todo quede homogéneo. A continuación, incorporad los ingredientes tamizados y con movimientos suaves y envolventes mezclad bien. Por último, agregad el puré de plátano y repartir bien por la masa (suavemente) para que quede bien repartido.

Verted la mezcla en un molde tipo plumcake o alargado previamente engrasado con AOVE y hornear durante 45-50 minutos. El tiempo dependerá de cada horno. Este bizcocho tiene que quedar con un bonito color tostado, si pasados 30 minutos introducís un palillo o similar y sigue crudo (sale mojado) y os parece que se os está tostando demasiado, colocar una hoja de papel de aluminio sobre él durante el tiempo restante de cocción. Cuando hagáis la prueba del palillo de nuevo y salga seco, sacarlo del horno y dejarlo enfriar sobre una rejilla.

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Bizcocho de plátano (Banana bread). Bizpireta

Cuando esté caliente, pero no queme, desmoldarlo y esperar a que se enfríe del todo sobre la rejilla de antes, que hay que economizar. 😉 Después lo podréis disfrutar como desayuno, merienda o postre… ¡A mi hija le ha encantado!

Bon profit, bo proveito, que aproveche!

 

Publicado en Dulce, Recetas | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Bizcocho de patata y gruyère. (Bizcocho Älplermagronen)

¡Cuánto tiempo sin escribir! ¡Ay, madre! Que si un disfraz por aquí, que si el CAL por allá y al final pasa un montonazo de tiempo sin que te des cuenta. Pero aquí estoy. Nunca es tarde si el bizcocho es bueno. Y este lo es. Tiene un nombre raro, lo sé. Lo de las patatas os tendrá intrigados a muchos de vosotros, también lo sé. Pero darle una oportunidad: está buenísimo. Y la textura que tiene y lo esponjoso que queda os sorprenderá. Os cuento, para que sepáis lo que tenemos entre manos.

El Älplermagronen es un plato típico en Suiza. Lleva macarrones, patatas cocidas, cebolla frita y un gratinado de leche y queso suizo (normalmente emmental), acompañado todo (por si fueran pocos ingredientes) de compota de manzana. Os estaréis preguntando por qué me ha dado por cocinar un bizcocho de esta receta… Pues por las noticias del momento, que yo vivo muy al día (y muy a la noche, también). Que si Bárcenas, que si la lista Falciani, que si escondo unos milloncejos de nada para no declarar al Fisco… Y me dije yo, además de defraudadores, chocolate, relojes y queso, ¿qué hay en Suiza? ¡Pues Älplermagronen! ¡Pues a Bizpiretizarlo! Y he aquí el resultado.

En la adaptación de la receta al bizcocho he utilizado gruyère porque era lo que había disponible en el súper de Suiza, Suiza. Si encontráis emmental suizo a buen precio, también lo podéis usar. Además, he prescindido de la cebolla porque tiene un sabor muy fuerte y no quería que pesase demasiado en el conjunto (eliminando otros sabores). Si sois muy fans, podéis añadir a la receta una cucharada sopera. ¡Vamos al tajo!

Bizcocho de patata y queso. Bizcocho Älplermagronen. Bizpireta

Bizcocho de patata y queso. Bizcocho Älplermagronen. Bizpireta

INGREDIENTES:

300 g de harina (yo he utilizado integral de trigo)

1 sobre de levadura química

250 g de patatas cocidas

150 g de queso Gruyère o Emmental rallado o picado fino (pero suizos, no franceses). De esta cantidad reservar unos 30 g para “gratinar” el bizcocho.

3 huevos hermosotes

100 g de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

150 g de leche evaporada

Una pizca de sal (facultativo). Yo no le suelo poner porque el queso ya lleva mucha sal, pero es cuestión de gustos.

PARA LA COMPOTA:

2 manzanas reinetas (alrededor de 500 g)

200 g de agua

15 g de zumo de limón

Lo primero que hay que cocinar es la patata y la compota de manzana, para que se enfríen a tiempo y podáis utilizarlas en la receta del bizcocho.

Primero coceremos las patatas, que nos lleva más tiempo. Podéis aprovechar la patata cocida para otra receta, por supuesto, que es una receta de aprovechamiento fantástica. Pero si no fuera el caso, pelar las patatas, cortarlas en cubos pequeños y cocerlas con una pizca de sal durante 15 minutos. Comprobar que están cocidas pinchando con un tenedor y retirad. Con ese mismo tenedor machacarlas hasta que quede una especie de puré, no pasa nada si quedan grumos. Es más, nos interesa que quede alguno, le da un no sé qué especial a la receta. Reservar.

Bizcocho de patata y queso. Bizcocho Älplermagronen. Bizpireta

Bizcocho de patata y queso. Bizcocho Älplermagronen. Bizpireta

Para la compota, pelar las manzanas  y cortarlas en trozos medianos, retirando las pepitas. En una cazuela con los 200 g de agua, cocerlas durante 10 minutos a fuego suave, una vez rompa a hervir. Pasado ese tiempo comprobad que están bien hechas, pinchando con un tenedor (puede ser el de las patatas y así aprovecháis ;))  y si están blanditas retirad del fuego o de la vitro. Añadir el zumo de limón y triturar con una batidora hasta que quede una consistencia de puré. Dejar enfriar y reservar.

Ahora vamos con el bizcocho:

Tamizad la harina junto con la levadura y la pizca de sal, si queréis, y reservar.

Encended el horno a 160 grados con calor envolvente para que se vaya calentando.

Batir los huevos, el aceite de oliva y la leche hasta que todo quede bien ligado (nada de gotas de aceite o leche flotando por ahí). Usad varillas eléctricas, es mucho más rápido y mejor para vuestro brazo.

Añadid la patata cocida y el queso y remover bien.

Por último volcad la harina tamizada junto con la levadura y mezclad con una espátula suavemente hasta que todo quede bien mezclado. Queda un masa espesita, no os preocupéis.

Para “enmoldar”, necesitaréis un par de cucharas. Es una masa muy abundante. Yo he usado un par de moldes pequeños tipo plumcake y moldes de magdalenas (8). Pero podéis utilizar el molde rectangular de toda la vida, aumentando el tiempo de cocción. Acordaos de engrasarlos con AOVE.

Con una de las cucharas poner en los moldes seleccionados una capa espesa de la masa del bizcocho, pero que no llegue a la mitad, un poquito por debajo. Con la otra cuchara añadid compota de manzana. Como es un relleno, intentad que quede centrada. No os puedo precisar la cantidad porque es a ojo. No hay que poner mucha, porque hay que cubrirla con el resto de la masa del bizcocho, pero tampoco seáis demasiado conservadores que el toque que le da es fantástico. Por último, cubrid con el resto de la masa empezando por los laterales (para que no se nos escape la compota, que es muy puñetera) y terminando por encima.

Antes de meter en el horno, espolvorear el queso reservado por encima, para que quede una especie de gratin.

Bizcocho de patata y queso. Bizcocho Älplermagronen. Bizpireta

Bizcocho de patata y queso. Bizcocho Älplermagronen. Bizpireta

Si os decidís por moldes de magdalenas o moldes pequeños el tiempo de cocción será de unos 25-30 minutos. Si no tenéis u os parece demasiado trabajo y os decidís por el plumcake de toda la vida, el tiempo de horneado será de unos 45-55 minutos. Para comprobar que está listo, pinchad por un lateral con un palillo o similar. Si sale seco, está listo.

Para desmoldar, esperad a que esté caliente pero no queme y dejar enfriar sobre una rejilla.

Bon apetit, bo proveito, que aproveche!

 

 

 

 

Publicado en Recetas, Salado | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Bizcocho de algarroba. Receta vegana

Lo que más me cuesta de escribir una nueva entrada en el blog es el principio. Nunca sé cómo empezar. Después, una vez me he decidido, todo va más rápido. Me pasa igual con los bizcochos. Ando unos días pensando de qué los voy a hacer y cuando me decido, todo va rodado. Hasta entonces, mi cerebro es un no parar.

Con esta receta todo fue más fácil. La miniBizpireta me pidió “bichoco” de postre y como lo prometido es deuda, me puse manos a la obra con lo que tenía por casa. No sé si os he dicho que me encanta la algarroba. Anduve detrás de ella mucho tiempo y ahora que la tengo controlada se ha convertido en uno de mi must have de la despensa (se nota que he leído una revista de moda, ¿eh?).

Me decidí por una receta vegetariana que me ha inspirado el blog Cómo ser vegano sin morir en el intento. Ha sido un reto para mí: es mi primera vez sin huevo y me ha gustado, lo confieso. Es muy probable que repita, amenazo.

Pero vamos con la receta, que al final siempre me acabo liando. Por cierto, el estilismo de las fotos es cortesía de Mayte. Me prestó su mesa, sus tazas, su plato… y me hizo un ¡chocolate caliente riquísimo! Así da gusto, ¿verdad? Entre ella y Ane “la microbiótica” ;P pasamos una tarde… ¿Cómo decirlo?… ¿Dramática? Tres bebés, dos de ellos molestos con la vida, son muchos. Pero nada que no se pueda superar con una buena anfitriona, una buena cuenta cuentos y una cocinera de bizcochos.

Bizcocho de algarroba. Bizpireta

Bizcocho de algarroba. Bizpireta

INGREDIENTES

200 g de harina integral de espelta

2 cucharadas soperas de harina de algarroba

1 sobre de levadura química

100 g de azúcar moreno

200 g de leche de avena

70 g de aceite de oliva virgen extra

Tamizad las harinas de espelta y algarroba junto con la levadura y reservar.

Encender el horno, para ir precalentándolo, a 160 grados y con calor envolvente.

Batid con energía el azúcar, la leche de avena y el aceite de oliva hasta que todo esté muy bien mezclado (no pueden quedar gotones de aceite flotando libre y descaradamente por ahí).

Bizcocho de algarroba. Bizpireta

Bizcocho de algarroba. Bizpireta

Por último, añadir las harinas tamizadas y mezclad con una espátula con movimientos envolventes y suaves. Cuando esté todo bien mezclado y no haya grumos, volcad la masa en un molde tipo plumcake engrasado previamente con aceite.

Hornear durante 30-40 minutos. Para comprobar que está hecho (a partir de la media hora) introducir un palillo o similar en el centro del bizcocho. Si sale seco, ya está listo.

Esperar a que el molde no queme, pero aún esté caliente para desmoldar. Dejad enfriar el bizcocho sobre una rejilla.

Bizcocho de algarroba. Bizpireta

Bizcocho de algarroba. Bizpireta

La textura de este bizcocho es diferente. En la sesión de tarde que tuve con mis amigas, estuvimos intentando averiguar el motivo. Ellas piensan que es por el tipo de harina o por el hecho de que uso harina de algarroba. Yo, que he estado dándole duro a las neuronas, creo que puede ser por la ausencia de huevo (ese gran aglutinador de alimentos). La Verdad no la conozco a ciencia cierta, si vosotros lo sabéis, por favor, iluminadme.

Bon profit, bo proveito, que aproveche!

 

 

 

 

Publicado en Dulce, Recetas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Primer “CAL” de Bizpireta

¡Año nuevo, ideas nuevas!

La noche de Reyes mi hija durmió por primera vez ¡siete horas seguidas! Menudo regalo me hizo, ¿verdad? Pues no lo pude aprovechar porque me desvelé. La falta de costumbre, ¡agggggghh! Pero como estoy hecha de masa de bizcocho, me crecí ante la adversidad. Maquiné tres o cuatro recetas nuevas y el proyecto que hoy os presento.

PERO, ¿QUÉ ES UN CAL?

Os preguntaréis y hacéis bien, que el que se cuestiona las cosas obtiene respuestas. Pues un CAL es la abreviatura de “cooking along” que en castellano significa “cocinar/cocinando acompañados”. No sé si existe como tal o si soy su inventora, la verdad. No he encontrado nada similar por la Red, pero eso no significa nada, así que voy a ser prudente, no vaya a ser que me den una colleja virtual.

La idea me la dieron las tejedoras modernas que salpican la red con sus tejidos maravillosos y hechos a  mano. Ellas quedan para tejer juntas o “knitting along” (KAL) cuellos, chales, calcetines, capas… Juntas resuelven dudas y avanzan, y juntas comparten en las redes sociales el resultado de su trabajo. Es una buena idea, ¿verdad?

CAL Bizpireta

CAL Bizpireta

Y yo me dije, a eso de las cinco de la mañana, ¿y no podríamos hacer lo mismo con un bizcocho? Así que aquí estoy, dando forma real a una idea. ¡A ver qué sale!

EN QUÉ CONSISTE EL CAL

Vamos a cocinar un bizcocho juntos.

Si os apetece uniros, sólo tenéis que contactar conmigo en la sección “Contacta” de este blog o a través del correo electrónico: bizpireta@gmail.com. Yo os confirmaré vuestra suscripción. En este correo me podéis contar también qué os apetecería cocinar, si tenéis alguna intolerancia o alergia… para poder adaptar la receta todo lo posible a vuestros gustos y necesidades . Tenéis toooooodo el mes de plazo.

El 1 de febrero os mandaré a través de un correo electrónico la receta a cocinar. No tenéis que daros prisa, cuando podáis o tengáis un ratito poneros a ello. Eso sí, tenemos que marcar un límite de tiempo para poder compartir el resultado final de nuestras cocciones. He pensado que, como se dice aquí en Galicia, “malo será” que en 27 días no tengamos un hueco para hacer un rico bizcocho, ¿no? Durante este tiempo estaré a vuestra disposición para resolver las dudas o problemas que os puedan surgir. Si no os sale a la primera, no os agobiéis. A mí me pasa contantemente. Si os animáis muchos, crearé un post de preguntas frecuentes para que le podáis echar un vistazo siempre que lo necesitéis.

El 28 de febrero será la fecha en la que publiquemos los resultados. Lo podéis hacer a través de Instagram con el hashtag #CALBIZPIRETA, de Facebook con la etiqueta Bizpireta o (si no tenéis ninguna cuenta) del correo electrónico de Bizpireta.

El 2 de marzo colgaré la receta en el blog para todo el mundo. Y os contaré si el CAL ha sido un éxito o un fracaso, anécdotas y (con vuestro permiso) mostraré vuestras mejores fotos.

Ya lo sabéis: me he vuelto completamente loca. ¿Me acompañáis en esta locura?

Si la idea os gusta, por favor compartidla. ¡Cuantos más seamos, más divertido será!

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en BizpiNEWS, Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Bizcocho integral de castañas al toque de avellana

¡¡¡¡Se acaba el 2014!!!! Y qué mejor manera de despedirlo que con la última receta del año. Sobre todo teniendo en cuenta que la Bizpireta ha estado sentada en el banquillo todo el último mes . Pero no porque yo sea una entrenadora dura en inflexible, no. Ha sido un mes muy largo que empezó con catarrazo, continuó con el cumpleaños de la miniBizpireta (dos años ya) y que acaba con tooodas estas fiestas y un sablazo del taller de aúpa (ainsss).

Pero aquí estamos otra vez. Muy contenta con estos tres meses de vida bloguera,  porque cada vez sois más los que me visitáis, porque me han versionado un bizcocho en el blog La cocina de Minia, porque muchos os habéis atrevido con mis recetas ¡y a contármelo después! ¡Un lujazo, oigan!

Quería que esta última receta fuese especial, así que me he dejado aconsejar por la miniBizpireta, que me pedía “bichoco de fieshta” desde hacía unos días. Al final me he decidido por este de castañas, que le encantan. Y porque además aquí en Galicia existe la tradición del “Apalpador“, el Papá Noel de por aquí, que deja una bolsa de este rico manjar a los niños que se han portado bien. Así no pierdo esta costumbre que tengo de homenajear a mi tierra adoptiva ni en los días de fiesta.

Allá vamos. Si no os da tiempo a dejarlo hecho para mañana por la mañana (que está buenísimo con chocolate caliente), siempre se lo podréis hacer a los Reyes Magos, que me han chivado que son ¡súper fans de Bizpireta!

Bizcocho integral de castañas al toque de avellana. Bizpireta

Bizcocho integral de castañas al toque de avellana. Bizpireta

INGREDIENTES

200 g de harina integral de trigo

1 sobre de levadura química

120 g de azúcar moreno (o hasta 200 si os gusta muy dulce)

100 g de castañas asadas y peladas

20 g de avellanas tostadas sin sal (peladas también)

3 huevos hermosotes

120 ml de leche evaporada

70 g de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

Asar las castañas y pelarlas, o comprarlas ya asadas y peladas en cierto supermercado que empieza por “M” y termina por “na”.

Tamizad la harina junto con la levadura y reservar.

P1010645Encender ya el horno a 170 grados con calor envolvente.

Triturad todo lo que podáis las castañas y avellanas con la turbo. Si tenéis Thermomix o similar, durante unos treinta segundos a velocidad 7 y reservar.

Batir los huevos y el azúcar con mucha energía hasta que cambien de color. Añadir la leche y el aceite y remover bien, para que todo quede bien ligado.

Añadir las castañas y avellanas trituradas y remover con una espátula dejando todo bien repartido.

Para terminar con la masa,  incorporad la harina y levaduras tamizadas y mezclar todo bien.

Por último volcad esta masa en un molde previamente engrasado con AOVE y meter en el horno, a media altura, durante 40-45 minutos. Cuando hayan pasado 25 minutos podréis comprobar si está hecho introduciendo un palillo o similar en el centro, si sale seco ya está listo.

Bizcocho integral de castañas al toque de avellana. Bizpireta

Bizcocho integral de castañas al toque de avellana. Bizpireta

Dejar enfriar el molde lo suficiente como para no quemaos (aunque tiene que seguir caliente) y desmoldar.

El truco: A este bizcocho le queda genial el chocolate caliente, un buen café… y ya no os digo nada una buena chimenea con su fuego chisporroteando … una manta de pelo… y un chico guapo!

Bon profit, bo proveito, que aproveche!

 

 

 

 

Publicado en Dulce, Recetas | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario